El punto de vista de un admirador de los globos aerostáticos de papel.


Con apenas papel y pegamento, los globos de Cantolla pueden resultar verdaderas obras de arte e ingeniería. Impulsados por mechas de fuego, son lanzados al aire exaltando la cultura y tradición mexicana.

Un globo de Cantolla es una burbuja de aire caliente atrapada en una película de papel, su vuelo se debe a la diferencia de densidades entre el aire en su interior y el exterior. El principio fundamental es la dilatación de los gases y su resultante pérdida de peso. Paradójicamente a la fragilidad del papel, el corazón del globo, la  fuente de calor que lo mantiene vivo es una mecha de material combustible que es encendida al momento de la soltura.  Ahí esta la magia de los globos de papel, conseguir controlar estas dos cosas adversas y hacerlas volar mucho tiempo en lo alto.

El papel es cortado en moldes especiales y pegado, pliego a pliego son colocados hasta formar la frágil envolvente, las formas y los tamaños son diversos;  desde pequeños trompos de 6 pliegos hasta gigantes coloridos de más de 20 metros de alto. La soltura de un globo es un momento mágico, marcando el final de un largo trabajo. Un trabajo hecho de fuego y  papel.

El Globo, 1930. Ramón Cano Manilla.

La tradición de elevar globos se incorporó a la cultura nacional a principios del siglo pasado, los campesinos los elaboraban y elevaban en sus parcelas como un juego tradicional. En las festividades de día de muertos los globos de papel son lanzados al cielo oscuro, simbolizando pequeños faros, guiando con su luz a las almas que bajan del cielo hasta las ofrendas en sus tumbas.      

Pero como “todo”, comenzó a evolucionar pues al salir del campo, el globo de Cantolla cayó en las manos ágiles de artesanos, matemáticos, físicos e incluso ingenieros que se apasionaron por aquel pedazo de papel que vuela, hasta convertirlo en un juguete serio. No obstante a los cambios, ha permanecido como un representante de las festividades y el folclore mexicano, de las creencias y de los juegos autóctonos hasta nuestros días.  Un arte efimero, único.

Víctor Francisco González Valencia- Santa Ana Tlacotenco, Delegación Milpa Alta, Distrito Federal, México.

ILUSIONES DE PAPEL

Ahí está, arte hecha por el hombre,

Ilusiones de papel,

Simplemente decorando el cielo

Se lanzan al vacío del espacio,

Azul o negro, subiendo… subiendo…subiendo…

Llegando a alturas que muchas mentes

Sienten vértigo solo de imaginar.

Cargando arte, belleza o cariño,

La imaginación de sus creadores

Hacen que apenas un pedazo de papel,

Se torne una escultura de arte y magia.

Y ahí va,

A veces para el bosque

A veces para la ciudad

A veces para el interior

A veces para desaparecer en las alturas

Mezclándose  en la atmósfera

Ganando altura

En secreto

Como Ícaro

Se van.

Dejando a todos un mensaje

 De libertad  plena.

Poema popular Brasileño.

Traducción : Víctor Francisco González Valencia.

Comentarios en: "Mas ligeros que el aire (por Víctor González Valencia del Grupo Tlacotenco)" (1)

  1. bien por mi pueblo querido ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: